Qué comer antes y después de practicar ejercicio

¿Sabías que la alimentación es uno de los factores clave a la hora de practicar ejercicio?

Nuestra dieta diaria será determinante para tener energía y conseguir un mejor rendimiento.

A continuación, os contamos qué alimentos son recomendables antes y después de practicar ejercicio.

Antes de entrenar, una buena dosis de carbohidratos de lenta absorción

Diet and fitness concept with dumbbells and muesli closeup

Algunas fuentes ideales de carbohidratos son las legumbres, como es el caso de los garbanzos o las lentejas, además de los cereales integrales, el pan, el arroz o pasta.

También las frutas como el plátano, la manzana, ciruela, pera, fresa o naranja, así como los lácteos bajo en grasa.

Es importante que, si vas a entrenar por la tarde, meriendes entre 30 y 60 minutos antes del ejercicio. Si por el contrario, saldrás a entrenar después del almuerzo, el tiempo de espera aumenta ligeramente: se recomienda esperar entre 60 y 90 minutos para evitar problemas con la digestión.

Proteínas y alimentos bajos en grasa para después del entrenamiento

Closeup of vegetable salad on wooden background

Es lógico que durante el ejercicio se gaste más energía de lo habitual, por lo que debemos intentar que los alimentos nos ayuden a recuperarla.

Se recomienda ingerir un combinado de carbohidratos y proteínas, sobre todo si el entrenamiento ha sido muy intenso. Así pues, la proteína ayuda a reparar el tejido muscular y, si no hay una ingesta suficiente, se perderá masa muscular.

Es primordial tomar alimentos con proteínas y que sean bajos en grasa. Es el caso de los pescados, mariscos, huevo, queso blanco o carnes magras.

Otra opción muy recomendable para después de entrenar son los snacks salados como almendras, chips de patata, galletas… Los lácteos como la leche y yogurt también contienen mucha proteína y son muy recomendables para después de realizar un desgaste físico.

Hidratación: antes, durante y después de entrenar

Batido

La hidratación es otro de los pilares básicos dentro de la nutrición de una persona que haga deporte.

Antes del entrenamiento se recomienda tomar una cantidad de agua entre 400 y 600 mililitros, para comenzar nuestra rutina bien hidratados.

De esta manera se consigue regular la temperatura corporal, disminuyendo también la percepción del esfuerzo.

Si vas a realizar un entrenamiento o deporte muy intenso de más de 60 minutos puedes recurrir a una bebida deportiva isotónica, ricas en carbohidratos y electrolitos como el Sodio.

¡Cuando termines de entrenar no olvides seguir hidratándote!

Card image cap
Conoce todas las ventajas de nuestro seguro de salud

Y elige el que mejor se adapte a ti y tu familia.

Contratar

Disfruta de las mejores ventajas y beneficios que ofrece el Seguro de Salud de GENERALI para ti y tu familia.

Este artículo tiene 0 comentarios

Dejar un comentario

Su email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

Debe rellenar el campo "COMENTARIO".

Debe rellenar el campo "NOMBRE".


Debe aceptar la política de privacidad para poder comentar el artículo


Debe aceptar el envío de ofertas por parte generali a los datos proporcionados

Sé el primero en enterarte de las novedades en Salud con nuestra newsletter.
¡Suscríbete gratis!

¿Tienes alguna duda? Nuestros profesionales te ayudarán

¿Quieres calcular el precio del seguro de salud para ti y tu familia?

Búsqueda en Blog Salud Generali